lunes, 12 de septiembre de 2011

CLIMA POLAR


En los polos, por la posición de la Tierra respecto del Sol,
los rayos bajan oblicuamente. En consecuencia, no logran ser absorbidos
totalmente por el suelo, y un gran porcentaje del calor es rechazado por
reflexión. Las temperaturas son muy rigurosas; en muchos sitios, no alcanzan
valores por encima de cero ni siquiera en verano. Las marcas extremas que se han
registrado son de -88º C en la Antártida, y -50º C en el Ártico.
Otra
característica es que en ambas áreas, a medida que se está más cerca de los
polos, los inviernos son más oscuros y los veranos más luminosos. En las zonas
polares, verano e invierno duran seis meses, y durante la estación más fría el
Sol no asoma en el horizonte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada